Está Leyendo
Beneficio del TAVI en la Obesidad Mórbida
MedEcs - Integración es Conocimiento

Beneficio del TAVI en la Obesidad Mórbida

Cristian M. Garmendia
  • En pacientes con obesidad mórbida, los eventos clínicos adversos a mediano plazo fueron similares entre el reemplazo valvular aórtico y la cirugía de reemplazo valvular convencional, evidenciándose una menor ocurrencia de complicaciones periprocedimiento en el subgrupo sometido a un TAVI.

La obesidad es una epidemia de constante crecimiento en el mundo, afectando a países de bajo, intermedio y alto ingreso e incrementando su prevalencia de forma exponencial. En este contexto se estima que en los Estados Unidos, la prevalencia de obesidad para el año 2030 sería de 50%, dentro de los cuales el 25% presenta obesidad mórbida (definida por un índice de masa corporal [IMC] ≥35kg/m2).

Asociado al preocupante incremento de la obesidad al pasar los años, los sistemas de salud se exponen a una población de pacientes cada vez más añosa, con el consecuente incremento de las patologías degenerativas, dentro de las cuales la estenosis aórtica (EAo) es una de las más frecuentes. Así, los pacientes con obesidad presentan una mayor dificultad al momento de decidir la estrategia de estrategia terapéutica óptima en pacientes con EAo.

El reemplazo valvular aórtico (TAVI) ha representado una notable ventaja para pacientes con elevado o alto riesgo quirúrgico, demostrando un beneficio en un amplio espectro de pacientes de múltiples riesgos y rangos etarios. En este contexto, diversos estudios  han demostrado un beneficio potencial del TAVI en pacientes obesos, con una menor prevalencia asociada de mismatch prótesis-paciente (PPM).

El objetivo del presente estudio realizado por Angela McInerney y colaboradores fue comparar la evolución clínica periprocedimiento y a mediano plazo del TAVI, en relación a la cirugía de reemplazo valvular aórtico (CRVAo), en pacientes portadores de obesidad mórbida (OM).

Se realizó con este propósito un estudio multicéntrico retrospectivo, incluyendo para el análisis pacientes con OM (IMC ≥40kg/m2 o ≥35 kg/m2 con comorbilidades concomitantes a la obesidad) candidatos a una estrategia terapéutica por estenosis aórtica severa, tanto por TAVI como por CRVAo con prótesis biológica. A su vez, se realizó un análisis por score de propensión a fin de ajustar los resultados obtenidos por potenciales variables confundidoras.

En pacientes con obesidad mórbida, los eventos clínicos adversos a mediano plazo fueron similares entre el reemplazo valvular aórtico y la cirugía de reemplazo valvular convencional, evidenciándose una menor ocurrencia de complicaciones periprocedimiento en el subgrupo sometido a un TAVI.

Se incluyeron un total de 1556 pacientes, 860 sometidos a un TAVI y 696 a una CRVAo. Se observó que aquellos pacientes sometidos a un TAVI fueron más añosos, con predominio de sexo femenino y con una mayor carga de comorbilidades concomitantes, en relación al subgrupo de pacienets sometidos a una CRVAo. Luego del apareamiento por score de propensión se obtuvo para el análisis un total de 362 pares de pacientes.

Se observó que el subgrupo de pacientes sometidos a una CRVAo presentó una mayor ocurrencia de complicaciones periprocedimiento, con mayor requerimiento transfusional (14.1% vs. 48.1%; p<0.001), falla renal aguda (3.99% vs. 10.1%; p=0.002), neumonía intrahospitalaria (1.7% vs. 5.8%; p=0.005) e infección del sitio de acceso vascular (1.5% vs. 5.5%; p=0.013), en relación al subgrupo de pacientes con OM sometidos a un TAVI.

Vea También

Por contraparte, los pacientes tratados mediante TAVI presentaron un mayor requerimiento de marcapasos definitivo (14.4% vs. 5.6%; p<0.001), y una mayor ocurrencia de insuficiencia aórtica residual más que moderada (3.3% vs. 0%; p=0.001), en relación a aquellos sometidos a una CRVAo.

La CRVAo fue un factor predictor independiente de riesgo de PPM (HR 1.80 [IC 95% 1.25-2.59]), no observándose este valor predictivo para el TAVI. No se evidenciaron diferencias estadísticamente significativas en términos de mortalidad intrahospitalaria entre ambos grupos analizados (3.9% vs. 6.1%; p=0.171). 

En el seguimiento a 2 años se observó una ocurrencia similar de eventos cardiacos adversos mayores (mortalidad por todas las causas y de causa cardiovascular, y hospitalizaciones (p>0.05 para todas las comparaciones). En el subgrupo de pacientes con CRVAo, el PPM se identificó como un factor predictor independiente de mortalidad por todas las causas a 2 años de seguimiento (HR 1.78 [IC95% 1.10-2.88]; p=0.018), no siendo así en el subgrupo de pacientes sometidos a un TAVI (p=0.737).

Reaccione a este Artículo
Reacts Excelente
4
Reacts Muy Bueno
5
Reacts Bueno
0
Reacts Regular
0
Reacts Malo
0
Comentarios (0)

Escribe una respuesta


© 2020 Medecs. Todos los Derechos Reservados.