Está Leyendo
Exceso de la Mortalidad Durante la Pandemia por COVID-19: Análisis Global Colaborativo
MedEcs - Integración es Conocimiento

Exceso de la Mortalidad Durante la Pandemia por COVID-19: Análisis Global Colaborativo

Cristian M. Garmendia
  • De acuerdo a este análisis global colaborativo, la mortalidad secundaria a la pandemia por COVID-19 fue muy superior a la previamente reportada, lo que implica la necesidad de un mayor esfuerzo por parte de los sistemas de registros nacionales a fin de obtener datos más precisos e implementar adecuadas políticas sanitarias.

La determinación objetiva de la mortalidad total secundaria a la pandemia por COVID-19 es de vital importancia para cada una de las naciones afectadas a fin de comprender la magnitud del daño, el costo por parte de los sistemas de salud e identificar potenciales estrategias de mejora. A su vez, comprender las tasas de mortalidad longitudinal en el seguimiento de la pandemia permite entender y caracterizar el impacto de las diferentes variantes de COVID-19 a fin de implementar políticas sanitarias oportunas y precoces.

La mortalidad reportada por COVID-19 por parte de cada nación afectada tiende a subestimar los datos obtenidos. Así, la determinación del “exceso de mortalidad secundaria a COVID-19”, entendido como la diferencia entre la mortalidad reportada durante la pandemia y la mortalidad estimada considerando periodos temporales previos, es una medida de determinación crucial para identificar la mortalidad real por COVID-19.

Existe una diferencia entre la mortalidad real secundaria a COVID-19 con los datos de mortalidad reportada por cada nación, y esto puede deberse al subdiagnóstico de la muerte secundaria a COVID-19 por parte del equipo médico tratante (por ejemplo, no obtener un test diagnóstico positivo al momento del fallecimiento), como también a la heterogeneidad de los sistemas de registro de mortalidad nacionales, los cual pueden presentar una gran divergencia en su calidad y en las definiciones utilizadas para tal fín. 

A su vez, a nivel global no hay un consenso de cuando un paciente fallecido con COVID-19 concomitante debe declararse como un caso de muerte secundaria a COVID-19. Por lo antedicho, la determinación del “exceso de mortalidad secundaria a COVID-19” es una medida con mayor precisión para identificar y cuantificar la mortalidad total secundaria a COVID-19.

El objetivo del presente estudio realizado por el COVID-19 Excess Mortality Collaborators fue determinar el exceso de mortalidad secundaria a COVID-19 a nivel global, durante el periodo comprendido entre enero de 2020 a diciembre de 2021.

Se analizaron con este propósito datos pertenecientes a 191 naciones y territorios, y de 252 unidades regionales, determinando el exceso de mortalidad por COVID-19 como la mortalidad observada menor la mortalidad esperada (calculada en base a periodos previos y análisis por cada región).

Se realizó un análisis de 4 pasos principales: Primero, se realizó una base de datos con la información reportada por semana y mes desde cada región. Segundo, se analizó la mortalidad estimada en la ausencia de COVID-19 a partir de datos recabados desde un periodo temporal previo. Tercero, estimar el exceso de mortalidad secundaria a COVID-19 en todas las regiones analizadas. Cuarto, analizar el exceso de mortalidad por COVID-19 de cada región contemplando un margen de incertidumbre.

De acuerdo a este análisis global colaborativo, la mortalidad secundaria a la pandemia por COVID-19 fue muy superior a la previamente reportada, lo que implica la necesidad de un mayor esfuerzo por parte de los sistemas de registros nacionales a fin de obtener datos más precisos e implementar adecuadas políticas sanitarias.

Vea También

La mortalidad secundaria a COVID-19 reportada alrededor del mundo durante el periodo comprendido entre enero de 2020 a diciembre de 2021 es de 5.94 millones de individuos. Por contraparte, este grupo colaborativo de investigadores determinó una exceso de mortalidad secundaria a COVID-19 de 18.2 millones de individuos alrededor del mundo, con un intervalo de incertidumbre del 95% de 17.1 a 19.6 millones.

La tasa de exceso de mortalidad global en todos los rangos etarios fue de 120.3 muertes cada 100000 individuos, siendo superior a 300 muertes por cada 100000 individuos en ciertos países. Así, las regiones que presentaron un mayor exceso de mortalidad secundaria a COVID-19 fueron el sur de Asia, norte de África, oriente medio y Europa oriental.

A nivel nacional, los países con una mayor incidencia acumulada de mortalidad fueron India (4.07 millones), Estados Unidos (1.13 millones), Rusia (1.07 millones), México (798000), Brasil (792000), Indonesia (73600), y Pakistan (664000). Dentro de estas naciones, el mayor exceso de mortalidad secundaria a COVID-19 lo tuvo Rusia (374.6 muertes por cada 100000 individuos), y México (325.1 muertes por cada 100000 individuos), siendo simular en Brasil (186.9 muertes por cada 100000 individuos), y los Estados Unidos (179.3 muertes por cada 100000 individuos).

Reaccione a este Artículo
Reacts Excelente
5
Reacts Muy Bueno
6
Reacts Bueno
0
Reacts Regular
0
Reacts Malo
0
Comentarios (0)

Escribe una respuesta


© 2020 Medecs. Todos los Derechos Reservados.